Novedad e innovación parecerían ser lo mismo pero no lo son; la diferencia entre ellas es sutil pero importante.

La novedad es pasajera; la innovación es permanente. La clave está en tener un valor agregado. Por ejemplo: Infinite scroll es una innovación que agrega valor, y que ha pasado a formar parte del lenguaje de aplicaciones web maduras. Parallax, en cambio, es una novedad que muchas veces, más que agregar valor, se emplea “por que es moderno”.

Y en el proceso de innovación, la voz del usuario es fundamental. Por eso, como product owners o profesionales de UX es importante parecernos al Lobo Feroz:

  • Tener oídos grandes para escuchar lo que la gente nos dice sin saberlo.
  • Tener ojos más grandes para observar lo que los usuarios hacen para encontrar formas de optimizar sus acciones.
  • Tener una cabeza grande para poder sintetizar lo que oimos y observamos en innovaciones que nos permitan crear productos nuevos que aportan valor y mejorar las experiencias que los usuarios tienen con nuestros productos.