No siempre ponemos la misma atención al producto que estamos creando y al diseño de las comunidades. Estas se definen por compartir cultura, normas, gustos y tienen un impacto incalculable en la forma en la que vivimos, pensamos y actuamos.

Entonces, ¿por qué dejar este espacio librado al azar? Erik, un hombre con experiencia nos explica por qué no somos nada sin las comunidades en las que habitamos. ¡Mirá!

PRESENTACIÓN