El mes pasado publicamos un artículo: “Dos habilidades clave para los diseñadores de interacción”. Ahí contábamos que el desconocimiento del negocio y la falta de comunicación son dos características que suelen faltar en los diseñadores y que son muy valoradas por los empleadores. Estas son habilidades que no se enseñan en la facultad pero que en la vida laboral son muy útiles.

La necesidad de instalar la idea de que el diseño es parte de un proceso más grande que el diseño por sí mismo es muy importante. Tal es así que fue tomada como eje central de la conferencia Interaction South America 2015 (también conocida como ISA15). Este año, la conferencia se realizará del 18 al 21 de noviembre en Córdoba Capital y su misión es:

“El diseño es un negocio serio. Si nuestra comunidad desea hacer crecer la profesión y tener un lugar en la mesa donde se toman las decisiones, entonces debe entender que el diseño no es el centro del universo. Ciertamente, el diseño es una de las piedras angulares en el proceso de desarrollo de productos, pero el objetivo final de este proceso es crear un producto exitoso, uno que maximice el valor del negocio. 

La dicotomía entre negocio y diseño es sólo una señal en la larga ruta hacia la madurez que tenemos por delante. Dicha dicotomía tiene las dos caras de un mismo problema: se debe ofrecer, en el momento justo, y con los recursos que se tengan disponibles, un producto que, por un lado, guste y sirva a los usuarios y que, por el otro, represente fielmente la propuesta de negocio que se quiera desarrollar. 

Es importante comenzar a incorporar en el quehacer cotidiano del diseñador nociones sobre cómo gestionar proyectos, que le permitan saber cómo diseñar un plan de acción para atacar un problema y, en esa línea de pensamiento, que le ayuden a seleccionar bien las técnicas y metodologías adecuadas para cada proyecto. Los proyectos tienen presupuestos asignados, y la falta de planeamiento, o la elección de procedimientos equivocados en su realización impactan directamente en la relación costo-beneficio y, por supuesto, en el retorno de la inversión. 

El diseño no es el objetivo final. Una concepción abstracta del diseño donde no se consideran las necesidades del usuario, la viabilidad tecnológica y el modelo de negocio proyectado, está condenada al fracaso. Es hora de asumir que el diseño es un factor clave de la ecuación del negocio. El diseño es un serio negocio.”

Algunos de los oradores de Interaction South America 2015 de este año son:

  • Stephen Anderson, creador de Mental Notes
  • Russ Unger, autor de varios libros de UX y Director de UX de varios proyectos
  • Christian Rohrer, Chief Design Officer de Intel Security (ex McAfee)

Si querés saber mucho más sobre Diseño, UX y negocio anotate en ISA15. ¡La inscripción ya está abierta!