Todos los que trabajan en algo remotamente relacionado con Internet lo saben: el acceso a la web desde dispositivos móviles crece año a año. De hecho, en muchos sitios las visitas desde celulares supera a las visitas desde las computadoras.

Tanto es así que para muchas empresas, y en especial para los medios de comunicación, tener una presencia en formato smartphone y tablet es indispensable no sólo para seguir siendo relevantes para su público, sino para asegurar su crecimiento.

Aunque parezca una simple cuestión de tamaño, el diseño de la información para móviles es radicalmente diferente del diseño para PC. Y por eso, el New York Times tomó medidas radicales.

The New York Times: sólo para móviles

Desde el 15 de junio de 2015 los redactores del New York Times sólo podrán ingresar a www.nytimes.com desde sus móviles.

¿Por qué? Como más de la mitad de los lectores de este diario accede desde dispositivos móviles, el presidente de la compañía, Arthur O. Sulzberger, quiere que los periodistas experimenten el diario de la misma manera que la mayoría de sus lectores. El objetivo es que los redactores tengan empatía y conciencia a la hora de crear contenidos para el diario.

Sin embargo, en caso de necesitarse por cuestiones laborales, se les habilitará la versión de escritorio por un solo día, 24 horas.

Es importante aclarar que esta medida se tomó después de haberse hecho un relevamiento contextual de los lectores,  donde se hicieron visitas a los hogares para ver cómo leían el diario.

Mientras tanto, en Argentina…

… también se verifica esta tendencia. Luciana Godoy, la Diseñadora de Interacción del equipo que rediseñó el sitio de TN, nos contó durante la entrevista que le hicimos, http://www.kambrica.com/blog/ux-aplicado-un-caso-real/ que el foco del rediseño que se hizo en el 2013 fue en hacer el sitio responsive. Si bien en 2013 esta tendencia se estaba empezando a vislumbrar, en 2015 TN empezó a registrar más visitas desde mobile que desde PC.

Así, todo muestra que para pensar en grande hay que empezar a pensar en pequeño.