A principios de los ´80, Dieter Rams, legendario diseñador de Braun, estaba preocupado porque el mundo se estaba convirtiendo en “una confusión impenetrable de formas, colores y ruido”.

Si sentía eso antes de que existiera Internet… qué pensaría ahora?

En un intento de contrarrestar toda esa “confusión”, definió los 10 principios que hacen a un buen diseño. Si bien esos principios fueron pensados para el diseño de productos, cuando uno los lee hoy, 35 años después, parecieran haber sido pensados para la web. Estos 10 principios siguen más vigentes que nunca.

Aclaremos que cuando Rams habla de diseño, nosotros de diseño de experiencias (UX) que incluye, por definición, el diseño de las interfaces (UI).

1. Un buen diseño es innovador

Rams sostenía que un diseño innovador se desarrolla junto con tecnologías innovadoras. Esto lo vemos en los diferentes patrones de interacción que van surgiendo a medida que las plataformas de desarrollo van avanzando. El diseño responsive y los swipes son buenos ejemplos de este principio. Aplicando este principio a UX y a Diseño de Interacción, la idea es aprovechar las nuevas interacciones que ofrece la tecnología para crear diseños e interacciones más naturales, que mejoren la experiencia y la usabilidad de un producto.

2. Un buen diseño hace un producto útil

“Los productos se compran para ser usados” dice Rams. “El buen diseño enfatiza la usabilidad de un producto, descartando todo aquello que lo impida”. Rams estaba hablando de UX, antes de que UX existiera.

3. Un buen diseño es estético

“La calida estética de un producto es parte integral de su utilidad, porque los productos que usamos todos los días afectan nuestra persona y nuestro bienestar. Pero solo un objeto bien ejecutado puede ser lindo”. Nuevamente, la usabilidad primero, la estética después.

4. Un buen diseño hace un producto fácil de entender

El diseño “clarifica la estructura del producto. Más aún, puede hacer al producto hablar. En su máxima expresión, es auto-explicativo”. Ni que Rams hubiera usado homebanking!

5. Un buen diseño es “medido” (unobstrusive)

“Los productos que cumplen una función son como herramientas. Ni son decorativos ni objetos de arte. Por lo tanto, su diseño debe ser neutro y medido, para dejar que el usuario se exprese a través de él”.

google 2000

Este principio se ve aplicado consistentemente en los sitios de mayor éxito: Google (el buscador), Facebook, Twitter: todos ellos tienen un diseño tan neutro que pasa desapercibido, justamente, para que el usuario pueda expresarse (u operar) a través de él.

De hecho, es la aplicación de este principio lo que hizo que Google tuviera el éxito que tuvo: mientras que la home de los buscadores de la época (Yahoo, Lycos, Altavista) tenían grupos de links interminables, Google ofrecía una pantalla despojada donde sólo se proveía el campo de búsqueda.

6. Un buen diseño es honesto

La honestidad “no hace a un producto más innovador, robusto o valioso de lo que es. No intenta manipular al cliente con promesas que no puede cumplir”.

Este principio apela a la honestidad en la comunicación del producto, features y precios, que afecta a la percepción (y por ende a la experiencia) global del producto.

7. Un buen diseño es duradero

“Evita ser moderno, y por lo tanto, nunca parece viejo”.

Este principio está relacionado con el #5 y se ve en acción en el diseño de las interfaces de Facebook, Twitter o Instagram, que tienen diseños neutros y que, por ser funcionales, no están sujetos a ninguna moda de diseño.

8. Un buen diseño es minucioso y detallado

“Cuidado y precisión en el diseño muestran respecto hacia el usuario”. ¿Qué hubiera escrito si hubiera sido usuario de sitios gubernamentales?

9. Un buen diseño es ecológico

“El diseño hace una contribución importante a la preservación del medioambiente. Conserva recursos y minimiza polución física y visual a lo largo del ciclo de vida del producto”.

altavista2000

Si bien este principio no aplica en su acepción literal, sí aplica en una acepción más amplia de diseño sin desperdicios: evitando interacciones, pasos o pantallas innecesarias, o formularios que piden información “por las dudas” pero que luego nunca termina usándose, por citar algunos ejemplos.

10. Un buen diseño tiene la menor cantidad de diseño posible

“Menos pero mejor -porque se concentra en el aspecto escencial, y el producto no está recargado con aspectos no esenciales. Volver a la pureza, volver a la simplicidad”

Este principio también está relacionado con el #5, y volvemos a utilizar el ejemplo de los buscadores. En el año 2000 la mayoría eran directorios más que buscadores, y estaban pensados desde la taxonomia (categorización de los contenidos) y no desde el uso (encontrar información). En otras palabras, la mayoría de los buscadores estaba presentaba información desde un modelo mental de la organización de la información, Google disrumpió el mercado al usar el modelo mental de los usuarios, centrado en el aspecto funcional.

Así, Google utilizó el principio de “menos es más” y despojó a su buscador de todos aquéllos elementos que eran secundarios y obstruían la búsqueda (directorio, noticias, shopping).